Quiénes somos

Somos una Asociación de Familiares Pro-personas con Discapacidad Intelectual.
Una Organización no Gubernamental, sin Ánimo de Lucro y declarada de Utilidad Pública. Compuesta por  2.200 socios aproximadamente entre socios protectores y activos y por 24 Profesionales.

“Somos la primera Asociación que se crea en España para trabajar en beneficio de las personas con discapacidad intelectual.”

“El objetivo que impulsa nuestras acciones es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias.”

Asprona se fundó en 1959 y es miembro de la Federación de Asociaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual de la Comunidad Valenciana (FEAPS C.V.) y primera entidad del Movimiento Asociativo FEAPS, además de formar parte de distintas plataformas como el CERMI C.V. AFEM, desempeñando un papel muy activo.

Nuestra labor es:

Mejorar

la calidad de vida de las Personas con Discapacidad Intelectual y sus familias

Exigir

que se trate a las personas con discapacidad intelectual como sujeto de derecho y de deberes, atendiendo sus necesidades, sobre todo mediante la promoción de la integración escolar, laboral, social y de ocio, que tiendan a conseguir además, actitudes sociales positivas hacia las personas con discapacidad intelectual.

Defender

los derechos-obligaciones de las personas con discapacidad intelectual

Informar y asesorar

Apoyar a las familias

en su tarea de conseguir mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Destacar

la importancia de las familias, a las que se procura ofrecer un servicio de acogida, ayuda y orientación.

Nuestros valores son:

La Discapacidad Intelectual no es sólo una característica exclusiva de la persona, incluye la capacidad o incapacidad del entorno para prestar los apoyos necesarios y se entiende como un hecho que debe ser afrontado familiar, social y técnicamente.

La Familia de la persona con discapacidad intelectuales el principal recurso para responder a sus propias necesidades y constituye el elemento clave para la integración de la persona con discapacidad intelectual en el seno de la sociedad.

El Movimiento Asociativo en su conjunto se basa en principios de solidaridad, transparencia, participación, orientación al cliente, calidad y ética.